Segunda Opción a la política de la Basura Cero.

Opción 2.

Como anoté antes, esta opción acepta los rellenos sanitarios y los ofrece como solución a la disposición final de residuos sólidos urbanos (RSU).  Esta forma de enfocar el problema de la disposición final de los RSU no es una solución a largo plazo porque la economía humana está aun diseñada para el consumo y la guerra, no para el desarrollo sustentable ni para la paz.  Los rellenos sanitarios, así implicados, sólo ofrecen una solución parcial al problema de la disposición final de los RSU.

Pronto los especialistas se dieron cuenta de que no todos los residuos debían llegar al relleno sanitario.  Los residuos hospitalarios, en especial los infecto-contagiosos, los residuos médicos, los residuos radioactivos, y otros han sido llamados residuos que requieren tratamiento especial. El relleno sanitario municipal suele aceptar sólo los residuos que se consideran domésticos y no peligrosos. Así que no todos los residuos sólidos terminan en un relleno sanitario controlado. Se requieren entonces otras varias tecnologías para la completa disposición final de los residuos sólidos que no provoque daños al ambiente o a la salud pública. Mientras se desarrollan las tecnologías y los mercados para establecer una política de Basura-Cero, los rellenos sanitarios son una opción de disposición final que atiende a las personas y las ciudades provocando un menor daño ambiental.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *