México y el Índice de Desempeño Ambiental

Ha salido publicado el Índice de Desempeño Ambiental (EPI, de sus siglas en inglés) de la universidad norteamericana de Yale en su tercera edición:
Vale la pena destacar que México está a media tabla entre los países americanos con una evaluación de 67 sobre cien. Los países europeos han quedado a la cabeza, con Islandia y Suiza en primero y segundo lugar de la tabla a nivel mundial, calificados con 93 y 89 puntos, respectivamente. Les sigue Costa Rica, país centro-americano con una tradición de años en protección ambiental, de palabra y de hecho, donde el respeto a los parques nacionales es muy alto y el turismo ecológico ya tiene historia. Su calificación es de 86 puntos, por encima de Suecia, Noruega, Isla Mauricio, Francia y Austria, desde 86 hasta 78 puntos. Para terminar la lista de los primeros diez están otros dos países americanos, Cuba, con 78 puntos, empatado con Francia, y Colombia, con 76 puntos. Nuestro vecino Belice también nos supera, con 70 puntos, aunque no está entre los primeros diez.
México quedó calificado por arriba de sus socios en el TLCAN, Canadá, con 66 puntos y Estados Unidos de Norteamérica, con 63.
Este índice de desempeño ambiental es interesante porque mide la salud ambiental desde varios ángulos: la salud pública, la vitalidad de los ecosistemas (que incluye biodiversidad y regulación de uso de plaguicidas, entre otros parámetros) y la situación del agua.
En los Países de la OCDE, México está por detrás Portugal, con 73 puntos, y de España, con 70.  Incluso Japón y la República Checa nos aventajan, con 72 y 71 puntos, respectivamente.
En vitalidad de sus ecosistemas, México sacó una nota de 58 puntos, muy por debajo de lo que uno esperaría de un país mega-diverso que tiene toda una secretaría de estado dedicada a la protección del medio ambiente.